Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

17/06/2017

Dante Spinetta: “Viví el humo del rock, pero jamás caí”

Por Fernando Gomez Dossena lHabla de las drogas, la moda y de lo que aprendió sobre el amor luego “de haber vivído mucho”.

El encuentro es en un café de Colegiales. Un lugar especial porque, aunque no se dieron cita mutuamente, está lleno de famosos. Desde Juan Minujín almorzando con su familia, pasando por Sebastián Ortega (en una reunión) y el mismísimo compañero de ruta de Dante, Emmanuel Horvilleur. El hijo de “El Flaco” está muy lejos de esa imagen estereotipada de rockstar, es más bien un chico algo tímido, pero sumamente cordial, agradable y reflexivo. Junto a su “gran amigo de la vida” acaba de lanzar dos video clips y de ganar un premio Gardel. A los 40 y con dos hijos (Brando de Dios -14- y Vida Unícua -12-) “estrenó”, además, noviazgo con la actriz Cala Zavaleta.
-¿Seguís con el diseño de moda?
-Sí y ahora por fuera de una marca (N. de la R: antes era con Garçon García). Volans tomó identidad propia, ya no es sólo una colección cápsula. El nombre de la marca significa la constelación del pez volador y de alguna manera representa el pez fuera de su espacio. Es estar por fuera de la zona de confort.
-¿Buscás correrte de ese lugar?
-Siempre. En realidad lo tomo como una obligación. Tengo un espíritu que naturalmente busca sorprenderse. No me gusta la rutina.
-Como le sucede un poco a tu banda, IKV…
-Claro. Ya no nos molesta ser un grupo alternativo, estamos grandes y no necesitamos que nos encasillen. Es más, tampoco vamos a interrumpir nuestro trabajo juntos, podemos ser solistas o tener otros proyectos paralelos, pero IKV va a seguir existiendo.
-Se mantuvieron siempre como una banda “sana” dentro del mundo del rock, ¿cómo lo lograron?
-Creo que cuando arrancamos había muchos pibes que nos odiaban porque no necesitábamos cocaína para flashear… y porque sus chicas gustaban de nosotros también (risas). Yo nací en el humo del rock; entonces hice las cuentas de chiquitito: si yo encaro por lo oscuro, termino mal. Por otro lado, con “Emma” crecimos con padres que siempre nos explicaron hasta científicamente lo que significaba la droga. Vimos la situación devastadora a nuestro alrededor, pero jamás caímos. No necesitás romperte todo para divertirte. Creo que todas las sustancias en exceso son una porquería. Y, gracias a Dios, por ahora no me hice adicto a nada. El mundo está muy áspero y hay que tener cuidado.

“El amor tiene eso de desenfreno y falta de lucidez que me encanta. Me fue bien y mal, pero jamás me rindo. Es increíble, es una situación muy mística de la vida y no me la quiero perder”.

-¿Te preocupa por tus hijos?
-Me da bastante miedo la calle, mis hijos ya se manejan solos, andan en subte y colectivo y me preocupo. Pero siento que al mundo también lo hace uno. En el sentido de que es muy importante lo que vos les transmitís y la seguridad que les des. Y algo que me enseñaron en mi casa y replico es que no me dieron las respuestas, me enseñaron a pensar por mí mismo. Entonces, a pesar de estar separado de la mamá de mis chicos tengo una excelente relación con ella, somos amigos y los críamos en sincro.
-¿Lo ves a Brando con ganas de dedicarse a la música?
-No, Brando es futbolista. Juega en “Defe” (Defensores de Belgrano), entrena todos los días y juega los domingos. Esa es su meta y tiene una disciplina de trabajo muy fuerte para lograr lo que quiere.
-Cumpliste 40 en diciembre, ¿es la edad de la madurez o tan sólo un mito?
-No sé, en algunas cosas me siento maduro, pero no por haberlos cumplido, sino por el camino recorrido. Llegué después de muchas turbulencias: amores, desamores, muertes… Son situaciones que te van movilizando, pero, a su vez, te hacen más fuerte. Entonces llegué a los 40 muy fortalecido.
-¿Cómo te llevás con la fama?
-Puedo salir a la calle tranquilo, me pongo la gorra y voy al cine, por ejemplo. No me perturba, pero por otro lado me molestan mucho las situaciones ridículas que a veces hay que vivir cuando inventan cosas sobre mi vida. Como me sucedió hace poco (N. de la R: con la tapa de revista que lo vinculaba con Griselda Siciliani) y no les importa nada, ni que yo estaba conociendo a otra persona (N. de la R: se refiere a la modelo Cala Zavaleta). La prensa amarilla es un queso podrido.
-Estuviste casado, enamorado, solo, de nuevo enamorado como ahora…¿qué aprendiste del tema?
-Muchas cosas, viví de todo. Algo que asimilé hace poco es a ver a la gente como realmente es, a no fantasear ni construir castillos de cristal. Sé en dónde depositar el amor. (Piensa) El romance tiene eso de desenfreno y falta de lucidez que me encanta. Me fue bien y mal, pero jamás me rindo. Es increíble, es una situación muy mística de la vida y no me la quiero perder.

Edición Nro:

 

 

8 pensamientos en “Dante Spinetta: “Viví el humo del rock, pero jamás caí””

    1. Es el hijo de Luis A. Spinetta (si me pregunta quien es, Ud. es un marciano) tiene hace 20 y pico de años una banda conocida en toda Latinoamérica llamada Ilia Kuriaki. Salga del termo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *