Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

27/08/2017

La autora hot del momento habla de infidelidad, erotismo y deseo

Por Pablo Steinmann l Con su primera novela –El hilo rojo– Erika Halvorsen atrajo la atención de todos. Autora de ADDA, acaba de lanzar Desearás, que llegará al cine con Pampita. Erotismo, infidelidad y deseo femenino.

Tras años de trabajo en teatro y televisión, Erika vio cómo su nombre comenzó a repetirse con fuerza en los medios tras la seguidilla que arrancó en La hija de Dios (la biografía que Dalma Maradona llevó a las tablas) y siguió con El hilo rojo y Amar después de amar (ADDA, escrita junto a Gonzalo Demaria). Ahora redobla la apuesta con Desearás, libro que en octubre tendrá su adaptación cinematográfica (bajo el título Desearás al hombre de tu hermana) de la mano de Diego Kaplan (director) y un elenco bien hot: Carolina “Pampita” Ardohain, Mónica Antonópulos, Juan Sorini y el brasileño Guilherme Winter.

-Si con El hilo rojo decías que el deseo había sido una especie de inspiración, con Desearás fuiste directo al grano…
-Sí, igual pensé el “Desearás” como una maldición, como esa sentencia que enseguida remite al “no desearás a la mujer de tu prójimo” de los mandamientos bíblicos, una frase que anula a la mujer de plano. Me interesaba explorar esa figura y tabú: ¿una elige desear? ¿qué se puede hacer con algo prohibido que te quema por dentro? La historia de estas dos hermanas está cruzada por su sexualidad y por hitos que van desde su primer orgasmo hasta la aparición de la pastilla conceptiva (N de la R: la trama transcurre en los ‘70) y sus sucesivas relaciones amorosas. Si bien hubo muchos avances en nuestra sociedad, por momentos pareciera que la mujer no puede disponer de su propio cuerpo sino que debe regirse por leyes impuestas por otros, siempre hombres.

“Es impresionante la capacidad de captar la atención de todos que tienen las historias de infidelidad. Con El hilo rojo miraba las listas de los libros más vendidos y pensaba, ‘no soy yo, ¡es el motor home!’”.

-¿Te interesa que tus historias aporten nuevas miradas a ese entramado social?
-Sí, claro. Me pasó con Amar después de amar, donde el personaje de Eleonora Wexler era una mujer infiel y de repente empecé a notar como el público la atacaba mucho por eso y no así a su compañero. Se criticaba la infidelidad en tanto provenía de una mujer, con las decisiones de él (el personaje interpretado por Federico Amador) nadie se metía.

-¿No creés que pasó un poco lo mismo con el affaire que rodeó la adaptación cinematográfica de El hilo rojo? La mirada del afuera pareció enfocarse en la China -o en Pampita- y no tanto en Benjamín Vicuña…
-Sí, totalmente. En primer lugar, me parece tremendo que se castigue al otro con tanta facilidad. Y después, que ese otro siempre sea una mujer. Y una cosa más que me impresiona mucho: la capacidad que tienen las historias de infidelidad de captar la atención de todos. Es tremendo pero es así, un cuerno eclipsa cualquier noticia.

-El propio libro y la película se beneficiaron mucho de esa historia…
-Así es. Cuando miraba las listas de más vendidos pensaba, “no soy yo, ¡es el motor home!” (risas).

-Y ahora encima te toca trabajar con Pampita…
-Sí, pero la diferencia es que en la adaptación de El Hilo Rojo yo no participé. Y en esta sí, casi que escribí en simultáneo el guión y la novela y por tanto con Pampita sí mantuve una relación laboral. De hecho ayer estuve grabando audios con ella.

-¿Salió o sale el tema del motor home con ella?
-Sí, obvio. Pampita es una mina muy abierta que, además, tiene mucho humor. Hablamos de todo.

-Alguna vez dijiste sobre Dalma Maradona -para quien escribiste La hija de Dios y ahora actúa en tu nueva obra, Bisnietas– que te gustaba trabajar con “gente prejuzgada”. ¿Con Pampita te pasó algo similar?
-Sí, a muchos les parece raro que Carolina protagonice una película pero a mí siempre me interesaron las personas con hambre. Y Pampita no sólo tiene hambre sino que además demostró ser una mujer súper trabajadora y profesional. Se cargó esta película al hombro. Y a mí me interesa eso, mucho más que una trayectoria. Como dice el viejo dicho: “en la cancha se ven los pingos”. A ella, de hecho, la habíamos propuesto para el personaje de Mónica y finalmente calzó mucho mejor como Ofelia. Y se animó a ese rol, que es muy diferente a lo que ella representa.

“Siempre me interesaron las personas con hambre. Y Pampita no sólo tiene hambre sino que además demostró ser una mujer súper trabajadora y profesional. Se cargó esta película al hombro”.

-Por lo que trascendió tendrá escenas muy jugadas y fuertes…
-Toda la película es así. En algún punto, estas dos hermanas son las dos caras de una misma mujer y el personaje de Pampita mostrará su lado más salvaje y audaz.

-¿No creés que puede resultarle difícil al público identificarse con personajes tan bellos y estéticos?
-La verdad es que quisimos hacer una película para mujeres en la que todo se vea hermoso. Fue una decisión consciente, donde buscamos la elegancia y la estética en todo. Me parece que la identificación pasará más por los vínculos, por la relación entre ellas dos y por la relación con su madre, que es un personaje que Andrea Frigerio interpreta de manera increíble.

-¿Cómo te llevás con la etiqueta de “literatura erótica”?
-Nunca leí a ninguno de los autores de esa corriente, ni quiera a la que escribió 50 sombras de Grey. Capaz que sí, ¡que soy una autora más del género erótico! (ríe). Lo cierto es que mi recorrido es otro, casi siempre escribo para experiencias colectivas, ya sea en teatro como en televisión. Con mis libros, quise meterme un poco en el cuerpo del lector, me gusta mucho la idea de generar sensaciones físicas en los demás. Por eso intenté ser lo más detallista posible en todo. Me interesa que mis historias generen una experiencia más física que intelectual.

-El erotismo no suele otorgar mucho prestigio en la literatura…
-Mirá, estamos tan psicoanalizados los argentinos que a mí me gusta la idea de ir un poco más al cuerpo. Vamos a ser más felices, ¡no tengo dudas!

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “La autora hot del momento habla de infidelidad, erotismo y deseo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *