Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

17/09/2017

Melisa Garat, “la bailarina de la moda”

Por Pablo Steinmann | Con ese apodo -tras una vida dedicada al Ballet- se hizo un lugar en las grandes pasarelas de Nueva York. Ahora apuesta a la actuación y al amor, junto al líder de Airbag, Patricio Sardelli. Retrato de una joven que sabe volar alto.

De Bahía Blanca a Buenos Aires, Nashville, Nueva York, Londres y Tokio, entre otros destinos. Los sellos en sus pasaportes podrían disparar mil preguntas y quizá ninguna resuelva la más esencial de todas: ¿quién es en esencia Melisa Garat? “Una apasionada incansable”, dice ella y enseguida recuerda sus primeros pasos en la danza en una Bahía Blanca que se sorprendía de su tesón. “Tenía 8 años pero ya sabía que eso era lo que quería hacer a toda costa”, agrega la figura de Multitalent. Una beca la trajo a Buenos Aires y luego, al famoso Teatro Colón, al que accedió tras una rigurosísima preparación en los talleres de Maximiliano Guerra y Julio Bocca. El caza talentos Paul Vasterling se la llevó luego al Nashville Ballet de Tennesse, compañía que terminó catapultándola al American Ballet Theatre de Nueva York y al Royal Ballet de Londres. “Me becaron en las dos escuelas pero terminé en la de Nueva York porque en la británica, al ser extranjera, necesitaba aprobación de la Reina.

Cuando me dijeron que era así, pensé que era un cuento, pero no, finalmente llegó esa carta, aunque a esa altura yo ya estaba instalada en Manhattan”, recuerda. A los 17 entonces, comenzó su larga aventura neoyorkina, que duró ocho años y tuvo de todo: rutinas súper estrictas de danza y una graduación a todo dar en el Metropolitan Museum of Art (MET) frente a la entonces pareja presidencial de Barack y Michelle Obama. De a poco, además, Melisa fue descubriendo nuevos mundos. “Siempre tuve la virtud de saber escuchar a los demás, así que cuando dos personalidades como Carolina Herrera y Naomi Campbell me dijeron tras un desfile al que habíamos sido invitadas como bailarinas que yo también debía modelar, el gusto por la pasarela se instaló en mi cabeza”. Con la agencia NY Models, y bajo el entrador seudónimo de “la bailarina de la moda”, trabajó para firmas como Chanel, Louis Vuitton y Stella McCartney, hizo editoriales para Vogue y protagonizó una mega publicidad de Sony donde bailó El pájaro azul a puro salto y grand jeté. “Se rodó en Japón y fue una experiencia inolvidable”, recuerda.
En paralelo, la joven empezó a realizar cada vez más castings para proyectos publicitarios y cinematográficos. “Estuve a punto de quedar en la remake de Fama, de 2009, y por suerte que no lo logré, la película terminó siendo destrozada por la crítica y el público”, comenta con una pícara sonrisa.

“Me ha tocado estar en galas y eventos con figuras como Leonardo DiCaprio, Adam Levine, Marc Jacobs o Rihanna y a ninguno les pedí una foto. Prefiero una charla informal a una selfie para las redes”.

Dueña de un estilo ecléctico y cosmpolita, muy anclado en el famoso “street style” que tanto la cautivó en Nueva York, Melisa afirma que es “cero cholula”. “Me ha tocado estar en galas y eventos con figuras como Leonardo DiCaprio, Adam Levine, Marc Jacobs o Rihanna y a ninguno les pedí una foto. Prefiero una charla informal a una selfie para las redes”, completa.
Hace tres años que emprendió su vuelta definitiva al país, donde se convirtió en Maxime, la bailarina afrancesada de Heidi, Bienvenida a casa (Nickelodeon) y, en la vida real, en la novia de Patricio Sardelli, el guitarrista y cantante de Airbag. “Cuando lo conocí no tenía idea de quién era. Recuerdo que en nuestra primera cita se le acercaron unas chicas a pedirle autógrafos y yo no entendía nada. Finalmente lo googleé y ahí caí en la cuenta de con quién estaba saliendo. Estamos juntos hace casi cuatro años ya, un tiempito fue a distancia y ahora plenamente instalados acá, muy felices y enamorados”, sentencia antes de concluir: “Siento que en mi vida todo se dio de a poco y de una manera muy natural. Tengo el don de la perseverancia y eso me ayudó mucho a ir consiguiendo tantas cosas. Y en mundos tan distintos además. La clave supongo que está en tener un apoyo real –y mi familia lo fue en todo sentido- y las ganas intactas de seguir explorando caminos. En eso estoy”.

 

 

Un pensamiento en “Melisa Garat, “la bailarina de la moda””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *