Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

28/12/2017

Apps que nos salvan la vida…

Por Florencia Rodríguez Petersen | Con aplicaciones para cuidarnos del sol, saber cómo llegar o encontrar el mejor bar, el teléfono es nuestro mejor aliado.

¿Cómo evitar el caos urbano?
Con alertas de cortes, avisos de embotellamientos y caminos alternativos Waze y Maps son aliadas para lidiar con el tráfico de las grandes ciudades. También son útiles para los usuarios de transporte urbano que pueden ver qué combinaciones sirven para ir de un lado al otro. Los que prefieren evitar el volante aprovechan los beneficios de Uber (que en nuestro país acepta pago en efectivo) e Easy Taxi, ambas adelantan al usuario el valor estimado del viaje además de información de su chófer y del auto en el que van a viajar. Trenes en directo es perfecta para los que usan ese medio en la Ciudad de Buenos Aires y los alrededores: indica el horario preciso en que la próxima formación llegará a la estación. Y por último, para el team sustentable, BiciBA es una aplicación indispensable. Permite utilizar las bicicletas del Gobierno de la Ciudad y el mapa de las estaciones dice qué disponibilidad hay en cada una.

Economía en el bolsillo
Cada banco tiene su aplicación. Algunas más amigables que otras, pero todas perfectas para resolver transferencias, pagos, plazos fijos y hasta compra de moneda extranjera. Para los compradores compulsivos (o los que sin serlo aprovechan el tiempo muerto para concretar transacciones) son claves Mercado Pago -intuitiva para gastar pero también para cobrar, lo que la convierte en una gran herramienta para los emprendedores- y PayPal (mucho más conveniente a nivel internacional, también pensada para enviar y recibir pagos sin riego). XE es un conversor de monedas, muy útil para cuando se manejan diferentes divisas. Y, la última del grupo,
Settle up permite llevar un registro detallado de gastos. Es útil especialmente en viajes grupales ya que cada uno puede agregar su inversión y el algoritmo indica cuánto debe aportar cada uno para saldar deudas. Todos pueden acceder a la información y eso, como aclaran sus creadores, “ayuda a saldar deudas y emociones”.

Nada como estar en casa
Muchas impresoras tienen programas para enviar desde el teléfono un archivo, esto permite que la copia esté lista en cuanto uno llega (no hace falta estar cerca, se puede hacer a la distancia). Pero, una vez que uno cruza la puerta… aplicaciones como Peel convierten el smartphone en control remoto universal (se pueden cargar diferentes salas, reconoce una gran variedad de dispositivos y servidores de televisión por cable o digital). Con el televisor prendido y ya listos para retomar la serie que uno estaba mirando puede surgir la duda: ¿cuál fue el último capítulo que había mirado? La salvación es Watchlist on TV Time (que también lleva la cuenta del tiempo que llevamos invertido -¿gastado?- frente a la pantalla chica).

Señal de alerta
No te quemes y My UV Patch, de La Roche Posay fueron creadas para alertar sobre el impacto del sol en la piel. La primera permite cargar el tipo de piel en la plataforma y utiliza la geolocalización para cruzar datos y recordar la frecuencia en la que debe usarse protección. La segunda app se complementa con un parche fotosensible que se utiliza durante tres días y luego aconseja sobre cómo protegerse de los rayos. Si bien sirven todo el año, son claves en el verano. Igual que Aqualert, que computa el consumo de agua diario y envía señales cuando es hora de tomar más líquido. Otra envía mensajes (y da órdenes que a veces uno querría no seguir) es Reto Deportivo, algo así como un personal trainer de programación mensual que insiste en que uno haga los ejercicios cada día. Un buen complemento, para estar en forma, es My Fitness Pal que cuenta grasas y calorías consumidas (hay que recordar anotar todas las comidas y bebidas y ¡no vale mentir!). Finalmente, Woman Log es perfecta para seguir de cerca cada etapa del ciclo menstrual: predice ovulación, permite registrar síntomas y estado de ánimo y manda recordatorios para tomar medicinas y hacerse exámenes.

A recorrer el mundo
Cuando presentaron su nueva aplicación, Al Mundo, los directivos de la compañía de viajes dijeron que la intención es acompañar a los turistas en todo el recorrido del viaje: desde que comienza la planificación (momento en el que pueden solicitar consejo de expertos) hasta que vuelven de su travesía (y pueden hacer una devolución de la experiencia). Programas como Turismo City facilitan la compra de pasajes: no sólo comparan itinerarios y tarifas de vuelos sino que tienen una estadística sobre las temporadas en las que es más económico viajar a cada destino. Ya con el pasaje en mano, Booking, Airbnb, Hostelworld o Coachsurfing son casi ineludibles: las cuatro se usan para conseguir alojamiento. A horas de volar, Check my trip recuerda que es momento de hacer el check in y alerta sobre posibles cambios de horario. Ya en el destino (o antes, para los que prefieren llegar preparados), Lonely Planet ofrece buena data y, quienes quedaron en tierra, pueden seguir el itinerario del avión a través de Flightware.

Bacanales 2.0
Hay dos aplicaciones que hubieran agradado a Baco (están entre las favoritas de los amantes del vino) son Vinomanos y Vivino. La primera es una guía que contiene información sobre cepas, bodegas y hasta recetas con alternativas de maridaje poco convencionales. La segunda, permite saber todo del vino que uno tiene adelante con sólo escanear la etiqueta. Un buen complemento para estas es Tastemade, un compendio de recetas (en versión escrita y en video) que se pueden buscar por nombre, ingrediente, autor o tipo de comida. Para los que prefieran dejar la cocina de lado, Pedidos Ya y Uber Eats son dos opciones de lujo: ambas están preparadas para encontrar opciones por barrio, horario, estilo y precio.

¡Quiero salir!
Si la idea es sentarse a comer, la solución está en Restorando: un catálogo bien nutrido de bares, bistró y restós. Permite reservar desde la aplicación y premia a los usuarios con descuentos y beneficios. Si el plan es algo más relajado (y en la Ciudad de Buenos Aires), BA Night es un gran aliado ya que se puede ordenar la guía por tragos, gustos, música y ubicación, entre otras opciones. Se actualiza continuamente y hasta brinda la opción de contactar a relacionistas públicos de algunos lugares para armar listas VIP. Ahora, si el objetivo es armar salidas culturales una gran alternativa es Guía Arqi: un registro de los edificios icónicos de la capital federal. Sí, se puede buscar por zona, por arquitecto o por estilo y también tiene recorridos prediseñados.

 

 

Un pensamiento en “Apps que nos salvan la vida…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *