Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

21/01/2018

Germán Palacios: “Trabajo y vivo de un modo muy personal”

Por Malen Lesser | El actor vuelve a compartir escena con Eva de Dominici en el filme No dormirás, su incursión en el género de terror. El oficio, su familia, su amor por el campo y cómo concibe el éxito son los temas que recorre en esta charla íntima.

Actor incansable, difícil de encasillar, extremadamente versátil. Así es Germán Palacios (54) que goza de un gran momento profesional con las películas Los Últimos, Temporada de Caza y ahora, No dormirás en un interesante recorrido cinematográfico durante el último año, sin dejar de lado la tevé, tras haber protagonizado con éxito un formato orientado a un mercado más amplio como La fragilidad de los cuerpos. El intérprete de mirada franca y hablar pausado dirá sobre su carrera: “No diseño un rumbo ni quiero llegar a ningún lado“. Y sobre su reciente estreno: “El guión y el director (Gustavo Hernández) son extraordinarios“. Admite, además, que también lo atrapó su personaje porque “es un bicho de teatro“, universo que lo fascina, de lo cual vimos acabada prueba con las obras Art y Le Prénom, por citar dos de sus éxitos.

En lo personal, está en pareja hace casi 19 años con la actriz Marina Glazer (37), madre de sus dos hijos Francisco (11) y Ramón (8). Con ellos vive “la magia más intensa, la del amor cotidiano, la cual hay que abonar como a la tierra si uno quiere frutos“, asegura el actor. Algo que pone en práctica en el campo familiar situado en Manzanares, partido de Pilar, en donde además de tener una huerta, invita a amigos y paisanos del lugar a compartir sin límites ni tranqueras un espacio común, en una suerte de mirada inclusiva de la que está muy orgulloso.

-Te animaste a un género poco frecuente en Argentina como el terror, ¿a qué hay que estar dispuestos para ser actor?
-Es una profesión que te da la posibilidad de jugar, de seguir jugando como los chicos. Es maravilloso. Por supuesto que hay herramientas, cierta artesanía de la que te tenés que armar…Yo empecé a estudiar a los 15 y a trabajar a los 19…Nunca trabajé de otra cosa.

Nunca me interesó el trabajo como una acumulación o hacer una carrera en el sentido de llegar a algún lado. Lo único que me apasionó siempre es contar historias interesantes. Simplemente poder elegir.

-¿Porqué crees que te fue bien?
-Fui afortunado, la profesión me dio mucho y también le di mucho yo a ella. Tuve la suerte de actuar con una generación de grandes y aprender. Trabajé con Osvaldo Soriano, Ulises Dumont, Héctor Alterio, Miguel Ángel Solá, Alicia Bruzzo, Bárbara Mujica, Luisina Brando, Graciela Dufau, Federico Luppi…lo recuerdo especialmente porque con él hice mi primer película, Pasajeros de una pesadilla. Luppi tuvo la gentileza de venir para hacer una prueba conmigo en el microcine de Aires, un día de lluvia horrible. Recuerdo que lo vi llegar con su piloto y su sombrero haciendo juego, se vino desde Garín donde vivía. Y cuando terminó la prueba ya no me importaba si me llamaban o no para el papel, seguro sentí lo que un jugador de fútbol siente si juega con Messi.

-Es difícil encasillarte…
-Es que yo vivo y trabajo de un modo muy personal. Nunca me interesó el trabajo como una acumulación o hacer una carrera en el sentido de llegar a algún lado. Lo único que me interesó siempre es contar historias interesantes. Simplemente poder elegir.

-Tu mujer, Marina Glazer, sigue un poco esa línea también…
-Con Marina vamos a cumplir casi dos décadas juntos, tenemos dos hijos y hemos pasando muchas instancias de vida y siempre elegimos estar juntos. Cada uno tiene su búsqueda pero por supuesto compartimos mucho. Mi vínculo con ella es hermoso y es una construcción diaria por la que hay que trabajar. Somos padres presentes, criamos a nuestros hijos lo más libres y pensantes posibles, tienen una sensibilidad musical, uno estudia piano otro guitarra, pero no los inducimos, ellos van buscando, de eso se trata la vida y los acompañamos.

-En la pareja que hicieron con Eva De Dominici (22) en la ficción te posicionaste como galán ¿cómo lo llevaste?
-No me hago cargo en absoluto. Tampoco es que me esperan las chicas a la salida de ningún lado. Trato de vivir de modo saludable, fui deportista, no me cuesta, cuando sos papá más grande tenés que estar bien para poder compartir con tus hijos, estar vital y estar a la par, no me hago el galán para gustar en pantalla para nada. En cuanto a los trabajos que me tocaron hacer con Eva, si le aplicás cierta moralidad, podría objetarse: ¡podría ser el padre!, pero trabajamos bien, logramos lo que la historia necesitaba, hasta incluso molestar a algunos, cosa que está bueno, porque significa que transmitimos verdad.

-Había escenas sexuales jugadas… en lo personal ¿cómo las llevas?
-Bueno, son escenas en las que hay que tener mucha entrega, mucho respeto, si vos te llevás bien con la compañera, es como todo… es un trabajo, se resuelve bien. Con Eva hubo confianza para hacer cosas lanzadas gracias a tener un código y estar seguros de lo que queríamos lograr. Para mí era clave que se sintiera contenida y confiada.

-¿No se juegan los sentimientos más humanos como los celos, o pasar los límites?
-Si está hablado podés haces cualquier cosa, el tema es el trabajo previo de las escenas y en cuanto a los celos, no construyen nada. Hay que tratar de erradicarlos. Algunas experiencias personales que tuve de más joven me hicieron tener esto en claro. Los celos sólo corren, son mediocres, hay que tratar de racionalizar y trabajar otros aspectos, por suerte mi mujer y yo no somos celosos.

-¿Qué es el éxito para vos?
-Definirlo es un pantano en el que prefiero no meterme…Creo que lo escencial es estar contento con lo que uno hace y sobre todo como persona. No comparto el exitismo, que es un concepto muy amplio con muchas aristas y discutible. Aunque indudablemente necesitamos que nos vaya bien y la aprobación de los demás.

Edición Nro:

 

 

Un pensamiento en “Germán Palacios: “Trabajo y vivo de un modo muy personal””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.