Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

04/04/2018

Probá el método Marie Kondo de la belleza

Por Fernando Gomez Dossenal El boom de “soltar” y la obsesión del orden que puso de moda la consultora japonesa invade también la rutina de belleza diaria. La idea es usar la menos cantidad de cosméticos posible. ¡Se puede y acá te lo mostramos!

Muy fiel al estilo de la empresaria, consultora y exitosa autora del libro La magia del orden, la japonesa Marie Kondo que propone quedarse con lo que uno necesita, mantenerlo de manera ordenada y, así, disfrutar y ser feliz. El mundo de la cosmética se sumó a la tendencia de lanzar productos 2, 3 y hasta 5 en 1 para hacer que el cuidado de la piel sea más accesible para todos. La clave es, como siempre, saber el tipo de piel y, por supuesto, consultar a un dermatólogo para un correcto asesoramiento. “Muchas veces menos es más. Los productos y tratamientos varían según el tipo de tez, por eso es esencial la visita al profesional”, sentencia la Dra. María Rolandi Ortíz, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y Directora de Ro Medical Art.

Piel oleosa
Es brillante y muy grasosa, por este motivo la limpieza es un paso más que esencial para controlarla. Julieta Pautasso, bioquímica y farmeceútica de Nivea, sugiere comenzar con un gel limpiador facial equilibrante acompañado de toallitas demaquillantes con agua micelar. Hay que evitar los productos muy cremosos y preferir texturas suaves. Completan el kit un hidratante en gel con vitamina A, C o E, un protector toque seco con alta protección y una crema para contorno de ojo.

Primeras arrugas
“Un tónico de limpieza, una crema hidratante, un contorno de ojos, un protector solar y un serúm con ácido retinoico para la noche son los aliados perfectos para mantener hidratación, proteger la piel del sol y sumar por la noche un efecto peeling para generar recambio celular y estimular la producción de colágeno”, informa Sabina Zimman, asesora de Vichy Argentina.

 

Piel mixta
”Hay que garantizar el cuidado mediante una buena higiene y una completa hidratación. Para eso se recomienda una espuma matificante seboreguladora, un sérum ligero, un protector toque seco con FPS 50 (que contrarresta el brillo de la zona T), agua termal y una crema anti age”, señala Carla Drueta, Coordinadora de Capacitación de laboratorios Pierre Fabre. La profesional añade que para este tipo de dermis es importante además cuidar bien el contorno de ojos y labios.

 

Piel madura
“Los cinco infaltables para pieles que perdieron el poder de mantener la hidratación natural y que presentan, por lo general, tirantez, resequedad y flaccidez son: una leche de limpieza o Agua Micelar, un protector solar o maquillaje con FPS, una crema hidratante antiarrugas con vitamina C y antioxidantes y una nutritiva con regeneradores celulares para la noche. También agua termal”, detalla Silvia Alejandra Grela, Responsable de Formación Técnica de L´Oréal Argentina.

 

Piel seca
“Este tipo de dermis tiene imposibilidad de retener líquido, entonces se torna tirante y pierde de elasticidad. Para protegerla se debe usar por la mañana una crema hidratante de larga duración, un exfoliante oleoso, un tónico, un protector solar con alto espectro y un producto de hidratación nocturna”, explica Verónica Muchnik, dermatóloga de Natura, quien hace hincapié en elegir una buena crema hidratante a la noche y sumar dos veces a la semana una mascarilla humectante.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *