Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Sarah Jessica Parker llegó con un voluminoso traje de arabescos dorados y corazones carmesí. Remató el look -realizado por Dolce & Gabanna– luciendo un tocado con forma de baldaquín dentro del cuál había un pesebre.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Oh! Por Dior! Looks divinos en la gala del MET
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.