Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

15/05/2018

Tramas argentinas: un homenaje a Mary Tapia

Hoy se inaugura, en el Museo Nacional de la Historia del Traje, Íntima: Mary Tapia. Con postales, relatos y prendas la muestra recupera el legado cultural de la tucumana que convirtió en vanguardia al telar argentino.

En los ’60, el Insituto Di Tella reunió a artistas preocupados por recuperar lo autóctono y definir una identidad nacional. Mujeres como Delia Cancela y Dalila Puzzovio formaron parte de este colectivo que enamoró a la tucumana Mary Tapia, recién llegada a Buenos Aires. Ella soñaba con ser actriz pero, impactada por el modo de vestir de las porteñas (que siempre miraban hacia el extranjero), decidió crear prendas con identidad nacional. “Estaba empeñada en crear una moda nacional, en hacer moda para llevar cultura encima del cuerpo”, dijo la diseñadora tucumana reconocida internacionalmente por sus prendas de barracán. Combinó tejidos en telar con puntillas y encajes, los utilizó en minivestidos e incorporó bordados artesanales a prendas urbanas mucho antes de que los especialistas en tendencias y sustentabilidad prestaran atención a las comunidades de artesanos. En los ’70 sus diseños -elegidos por artistas como María Luisa Bemberg y Marilú Marini , entre otras- causaron impacto en galas internacionales. Viajó con sus colecciones -que a parte de textiles argentinos tenían otros originarios de Bolivia, Panamá, Colombia y Paraguay- a París y a Nueva York.

“La moda fue para mí una manifestación ideológica, acá hay una gran desvalorización de lo nuestro y una excesiva valoración de lo extranjero.”

Hoy se inaugura en el Museo Nacional de la Historia del Traje (Chile 832, CABA) la exhibición Íntima: Mary Tapia, con recortes, fotografías y prendas que permiten conocer más a la artista tucumana. La muestra -que presenta diferentes facetas de la diseñadora (su costado más familiar, su espíritu activista, su pasión por la actuación y su afán por convertir la moda en una herramienta de identidad)- está abierta de martes a domingos de 11 a 19 hs y se puede visitar hasta el 2 de septiembre.

“Espero que las nuevas generaciones aprecien en estas señales, en estos rastros y en las marcas de mi trabajo como creadora de ropa, la riqueza de esto tan valioso que constituye la identidad amplia, rica, de la cultura argentina, y se animen así a mirar para adentro”, sentenció alguna vez la diseñadora fallecida en 2011, tras haber sido reoconocida con múltiples premios. Entre ellos, dos premios Konex, una Tijera de Oro y una Tijera de Plata.

Lujo de vanguardia con telares del siglo XIX

Entre líneas: joyería contemporánea

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *