Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Camila Coria, de Todo Sobre Mí
01/10/2019

Emprendedores

“Sin pasión no puede haber un emprendimiento que funcione”

Camila Coria, su hermana Silvina y su madre Graciela son las creadoras de la marca Todo Sobre Mí y te cuentan cómo nació la idea de fabricar lencería y cómo pasaron de vender en casa a tener más de 100 puntos de venta.

¿Alguna vez te preguntaste, mientras te ponías tu corpiño o tu bata, cómo habrá nacido esa marca que tanto te gusta y tan bien te calza? Bueno, en esta nota te vamos a contar como surgió Todo Sobre Mí, una marca de lencería creada por una familia de tres mujeres: mamá y sus dos hijas.

Cuando tenía 60 años (hoy tiene 66), Graciela Biondi, que era confeccionista y había heredado el oficio de su madre, ya había pasado por casi todos los rubros, desde ropa infantil hasta vestidos de novia, pero le faltaba la lencería y hacia allí fue. Empezó con un corpiño y una bombacha, como para probar, y los conejitos o conejitas de indias fueros sus dos hijas, Camila (hoy 28), entonces estudiante de Diseñadora de Indumentaria, y Silvina (hoy 37). Corría el año 2011. Las amigas de las chicas también quedaron encantadas con las prendas y le pedían a Graciela una y otra más, y de ahí a salir a venderlas a una cadena de gimnasios hubo un solo paso y mucho trabajo, claro.

Graciela Biondi y sus hijas, Silvina y Camila Coria, socias en Todo Sobre Mí

Camila Coria en su local de Caballito

“Como mi hermana Camila estaba estudiando diseño empezaron juntas, y después de lo de los gimnasios llegamos a una clienta mayorista y de ahí no paramos más”, dice Silvina, la Licenciada en Marketing de la familia, profesión que sumó para terminó de dar forma a este emprendimiento. Esa clienta mayorista a la que se refiere era una mujer que tenía un local multimarca en Ushuaia, Tierra del Fuego. Al poco tiempo, recibieron pedidos de las provincias de Entre Ríos y de Buenos Aires; y rápidamente empezaron a crecer en el canal mayorista, que hoy todavía representa el 70% de sus ventas ($6 millones anuales, a junio de 2018).

“Mi mamá nos envolvió en su emprendimiento y nos hizo ver que las tres juntas teníamos mucho para explotar y crear”, agrega Silvina.

El que quiere Celeste…

Claro que el antes y el después llegó de otra manera. Fue en 2012, cuando en televisión se estaba dando la telenovela Sos mi hombre, protagonizada por Celeste Cid. “El personaje de Celeste necesitaba batas, y nosotras habíamos hecho una de satén, muy colorida, con la idea de tener un producto estrella”, dice Silvina. “La vestuarista se enamoró del producto y Celeste también se enganchó con ponerse todas nuestras batas. Ese fue el boom, no solo de los pedidos mayoristas sino también de las consumidoras finales, que se metían en el perfil de Facebook de TSM para mirar los productos”, explica.

Hoy, luego de 8 años, Graciela, Camila y Silvina a través de TSM (Todo sobre Mí) están en más de 100 puntos de venta y “además de la empresa mayorista también tenemos nuestro local y presencia en Uruguay”, sigue Silvina antes de aclarar que “la magia está en nuestra pasión y en un objetivo claro, con eso no hay emprendimiento que no funcione”.

El reparto de las tareas de esta trinidad emprendedora que vive en el barrio porteño de Caballito es es el siguiente: Graciela es la cabeza de la moldería y confección, es la que maneja a los talleres y proveedores de materias primas. Camila, la Diseñadora de Indumentaria y productora de moda, es la que se encarga de los diseños junto a Grace; y maneja el estilo estético de la marca y las producciones de fotos. También maneja algunos proveedores. Silvina, en tanto, Licenciada en Marketing, maneja el área comercial, comunicación de la marca y visual en punto de venta.

“El nombre de la marca se eligió porque TSM tiene el ADN de contar quiénes somos las mujeres, qué historia tenemos, qué historia vivimos y qué queremos. También habla del rol de la mujer moderna, pero a la que le copa vestirse bien, sorprenderse y sorprender, mimarse, divertirse y es detallista. Habla de una mujer que tiene diferentes décadas, contamos diferentes historias con cosas en común, pasión por el diseño, el color, el ser chicas románticas pero cada una de nosotras en sus diferentes momentos de la vida y con historias diferentes. Algo también a destacar es que nosotras en todo somos detallistas, así lo transmitimos en nuestros productos, el detalle es algo importante: si algún producto no tiene eso, no es Todo Sobre Mí”, agrega Silvina Coria

La marca abarca lenceria & corseteria, con un mix de líneas de productos y combinaciones de diferentes texturas: satenes, puntillas, gipures, encajes, con terminaciones con detalles, volados de organza, puntillas recortadas a mano dando el touch artesanal y las infaltables florcitas y moños románticos. “En pijamas usamos el algodón sedoso, también hacemos conjuntos con aro, push up y triángulos, pijamas, camisones, batas, bodies, corsetes, bombachas less , vedetinas, etcétera”.

-¿Cómo realizan las prendas? ¿Las fabrican ustedes o terciarizan?

En nuestra empresa está la parte de diseños, confección de moldes, corte y de ahí salen al taller que trabaja con nosotros, luego vuelve a la empresa en donde se realiza el control de calidad, se cosen los moños y flores a mano, y se embolsan para que pueda venderse.

-¿Dónde las venden?

El local se encuentra en Av. Rivadavia 4630, Caballito, CABA, y por supuesto tenemos la tienda online (www.todo-sobre-mi-com.ar) y todas las redes sociales (IG: @todosobremi y Facebook: todosobremi.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.