Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

04/02/2018

Juani Martínez: “Soy coqueto y sobre todo fashionista”

Pablo Steinmann | Desde chico, en Trenque Lauquen, tuvo claro claro su destino de conductor. Se afianzó en el canal Quiero, pasó a Combate y siempre fue una de las figuras en la radio Los40. Acá habla de su estilo, sus gustos y de su rol como padre.

El loco de la radio”. Así lo conocían en su Trenque Lauquen natal, ciudad que lo vio dar sus primeros pasos detrás de un micrófono a sus precoces ¡11 años! “Me lo tomaba como un juego pero en el fondo sentía que tenía que dedicarme a full a eso”. Juani Martínez coqueteó con el fútbol, pero en la adolescencia definió su destino para siempre y se mudó a la gran Capital. Acá estudió locución en el Cosal (“del Iser me bocharon”, recuerda con picardía) y comenzó a trabajar en el canal de música Quiero música en mi idioma, donde condujo todo tipo de envíos, desde realities hasta rankings musicales. El año pasado estuvo al frente de Combate (reemplazando a su amigo Joaquín “El Pollo” Álvarez) y ahora se prepara para una nueva temporada de Guatsap, el programa que hace años encabeza en Los 40.
Padre de los mellizos Matilda y Baltazar, y galán casi sin quererlo, comparte acá sus sueños, gustos y algún que otro secreto de su siempre agitada vida familiar.

-¿Cómo definirías tu estilo de conducción?
-(Piensa) Supongo que soy muy natural, casi al límite. Quizá no sea lo mejor, ya que a veces puede parecer hasta medio desprolijo al aire. Los furcios, las frases sin terminar, las pisadas, son parte de mi lenguaje. Como si hablara con amigos todo el tiempo. No estaría mal ser más limpio, pero me sale así. Me acuerdo que soy locutor recién cuando veo el carnet. Como siempre les digo mis amigos, soy un tipo de lo más común, con un trabajo atípico.

-A vos te siguen muchos chicos, muchos millennials. ¿Te considerás parte de esa generación?
– Le doy mucha bola a las redes sociales, pero no me considero un millennial. Sobre todo si me comparo con mis hijos, que no tienen ni idea cómo es la vida sin Internet. Tienen tres años y manejan la tablet como nadie, ponen sus dibujos, lo que sea. Yo soy un poco más chapado a la antigua, escucho la radio y no cambio el dial durante la tanda… Ellos ni saben lo que es una publicidad.

“Catalina sabe perfectamente que juego para mi familia. Cuando arranqué con Combate se puso feliz, Sabía que era un crecimiento laboral y así lo tomó”

-También te siguen muchas mujeres, sos como un galán del micrófono…
-(Sonríe) Al comienzo quizá sí pero creo que ya pasó esa etapa. Lo noto en los comentarios que me dejan en mis redes. Antes era: “sos re lindo” y ahora a lo sumo consigo un “sos un tierno”.

-¿Sos coqueto?
-Sí. Soy coqueto pero sobre todo fashionista. Tengo mucha ropa. Pero muchísima en serio. Tengo tres placares repletos de blazers, chupines, remeras y camisas, mi gran fetiche. Y una gran colección de zapatos y zapatillas debajo de la cama. Le gano a mi mujer por lejos. En un momento estuve a punto de convertirme en un flogger, por la cantidad de colores que usaba. Hoy estoy mucho más clásico.

-¿Tu mujer Catalina es celosa?
-Sí, pero lo normal. Sabe perfectamente que yo juego para mi familia. Cuando arranqué con Combate se puso feliz. No es que me dijo “vas a estar rodeado de minitas”. Sabía que era un crecimiento laboral y así lo tomó.

-¿Ella a qué se dedica?
-Es ama de casa. Nos conocemos desde muy chicos, es de Trenque Lauquen como yo. Pero lo loco es que el romance empezó después de mucho tiempo, acá en Capital. Al mes de la primera cita, ya estábamos viviendo juntos.

-¿Cómo fue recibir la noticia de que iban a ser padres de mellizos?
-Ufff. Recuerdo que a la primera ecografía fuimos los dos con bastante miedo. Por primerizos nomás. En una de esas el ecografista nos mira y nos dice: “Son dos”. Se armó un silencio y lo único que me salió decir fue “¿dos qué?” (ríe). Después salimos del lugar y creo que no cruzamos palabra durante cuatro cuadras. Estábamos en shock.

-¿Y cuando nacieron? ¿Arrancó la locura?
-Sí, claro. Pero ahí mi mujer fue una verdadera leona. Se puso el equipo al hombro y me dijo: “vos tenés que trabajar, no desatiendas tu laburo”. De hecho, durante un tiempo largo fui soltero en mi propia casa, dormía solo en el cuarto que luego fue de los chicos. Lo malo es que ellos se acostumbraron tanto que después me costó muchísimo recuperar mi lugar… (sonríe).

-¿Cómo son?
-Muy pero muy distintos. Baltazar es super corporal, bien físico. Y muy tierno. Matilda es súper hábil y prolija, fue la primera en hablar y desde siempre se mostró muy pícara, con Balta juego a la pelota sin parar, el tema es que vivimos en un departamento y cada tanto rompemos algo. Matilda es más tranqui, ama su tablet, sus dibujos… Y le encanta disfrazarse. ,

-¿Perdieron intimidad con Catalina desde que son cuatro?
-Y… se complica muchísimo encontrar esos momentos y espacios sólo para dos. Pero no es imposible. Con amor y creatividad, todo se puede…

Edición Nro:

 

 

2 pensamientos en “Juani Martínez: “Soy coqueto y sobre todo fashionista””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.