Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

28/02/2018

Mariano Martínez: “El amor mueve mi mundo”

Por Malen Lesser | Debutó como anfitrión del reality Primera Cita (Telefé) donde oficia de celestino de gente que busca enamorarse. Y aunque jura que la conducción no será más que un amor de verano, confirma su deseo de ir por nuevas experiencias y salir de la zona de confort.

Mariano Martínez (39) recién despierta de una siesta junto a la pequeña Alma de 8 meses, su tercer hija y primera con su actual pareja, la modelo Camila Cavallo (22). Su voz es un susurro mientras se aleja para no despertar a la beba, pero sus hijos Olivia (8) y Milo (5) – fruto de su anterior matrimonio con Juliana Giambroni- irrumpen con sus juegos en el ambiente y él sonríe resignado. Por suerte, la pequeña sigue durmiendo. Apenas arranca la entrevista confiesa que ama dormirla porque “no hay sensación más linda que disfrutar de esos ruiditos que hacen los bebés hasta que se rinden al sueño“. Viene de unos días agitados porque compaginó sus compromisos laborales con agasajar a sus invitados de Santa Fe, lugar de origen de su mujer. “Me encanta recibir familia, amigos, hacer asados mutitudinarios y eso que soy un hincha con la limpieza y el orden“, se burla a sí mismo el actor que fue Martín Marquesi en Son amores, el Padre Tomás de Esperanza mía y Santiago en Amar Después De Amar, por nombrar algunos de sus exitosos personajes. En la vida real, ese caos doméstico lo hace feliz y como todo un romántico asegura: “Es lo que siempre quise, el amor mueve mi mundo“. Un galán si los hay, dentro y fuera de la pantalla.
-Te zambulliste en otro ámbito, el de la conducción ¿Nace un nuevo Guido Kaczka o te ves como eterno actor galán tipo Osvaldo Laport?
-No, con todo el respeto que se merecen mis compañeros yo soy yo, amo lo que hago, que es actuar. Esto es un coqueteo, un amor de verano, me encantó hacerlo, ya termino de grabarlo, fue un desafío y se dió porque venía hablando con el canal para otro proyecto que no se dio, y luego surgió esto y al ser grabado me sentí seguro como para embarcarme. No me equivoqué, lo disfruté y si es un éxito como lo fue en España que ya va por su segunda edición, seguramente siga más tiempo.
-¿Qué proyectos tenés para este año?
-Ya estoy leyendo los libros para los ensayos de la obra musical que se viene junto a Laurita Fernández: Rapunzel. La produce Fénix y se estrena el 25 de mayo. Siento que tengo alguna experiencia musical por Esperanza Mía y sé que la paso genial, me encantan los espectáculos para toda la familia.
-Te mostrás re familiero ¿era tu sueño tener muchos hijos?
-Siempre quise tres o cuatro hijos sí, y ser actor, pese a que era muy tímido y lo logré. El accidente que tuve a los 9 años (N. de la R.: lo atropelló un colectivo y le lastimó severamente la pierna) me enseñó que con perseverancia todo se logra. Lo aprendí ahí de una manera cruda y cruel para un niño pero cuando pasás por algo así, hay algo que se ordena por dentro y sabés que si luchás, todo es posible, hasta salir de esa.
-¿O sea que vas por más hijos?
-Sí claro…no mañana, mi mujer es joven, tiene una carrera por delante, y quisiera que también tenga su espacio para desarrollarla, sé que una persona para ser feliz necesita realizarse en lo laboral. Pero me gustaría formar una gran familia sí, me hacen muy feliz mis hijos, es algo en lo que uno nunca deja de aprender, los desafíos son constantes, te obliga a superarte a vos mismo, a dar lo mejor ¿cómo no voy a querer eso? Es lo mejor de mi vida.
-El programa se trata de ese mágico momento de conocerse entre dos ¿cómo fue en tu caso?
-Sí, me sigue asombrando ese momento en el que uno se enamora, cuando la química entre dos personas se da, y me atrajo mucho para aceptar la propuesta esto de que se vieran por primera vez ahí, con sus ilusiones y vieran en el encuentro si querían avanzar. En mi caso empezó por redes sociales, pero después fue puro descubrimiento, entusiasmo, pasión…El amor que nace siempre es un milagrito, algo que no hay que forzar o remar como dicen, no creo en eso. Pasa o no pasa. Lo mío con Camila fue espontáneo, natural y como le sucede a todo el mundo, te enamorás, y cuando ocurre, no hay dudas.
-¿Qué te enamoró de ella?
-Todo, su personalidad, que sea decidida, sensible, compañera, arriesgada, cariñosa, pasional. Nos divertimos juntos, nos gusta viajar, recorrer a pie lugares nuevos…
-Con una beba chiquita ¿cómo hacen?
-No dejamos de hacer nada, todo lo hacemos con Alma a upa o en el cochechito. Al mes de nacida la llevamos a Río de Janeiro a la playa con sus hermanos, nos fuimos los cinco y fuimos a la playa perfectamente. Ella en la sombrilla en el cochechito y por supuesto, no la dejamos sola, no vamos a bailar ni salimos a la noche. Ninguno de los dos quiere dejarla, ya habrá tiempo.
-Momentos de romance imagino que también habrá…
-Obvio, los hay muy hermosos, es clave dedicarnos amor y mimos, estar juntos, por suerte lo llevamos re bien, nos disfrutamos mucho. Aprendí que mi familia es un éxito personal, lo disfruto y no me interesa tener más de un proyecto a la vez, elijo no tener más entrada de dinero y sí pasar más tiempo con ellos.
-¿Hay sueños por cumplir en el universo Mariano Martinez?
-Sueño con producir teatro, cine…de hecho compré algunas piezas que aún no pude realizar pero ya se dará, perseverancia, fe, trabajo, no hay otra fórmula ni secreto, al menos todo lo que yo conseguí fue a partir de eso. -MALEN LESSER.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *