Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

09/06/2018

Felipe Colombo: “Disfruto mucho la fama”

Por Malen Lesser | El actor actúa en el teatro en Los Martes, Orquídeas, el clásico que hizo famosa a Mirtha Legrand. Un mexicano enamorado de la Argentina con tanta proyección como trayectoria.

Este año cumplo 20 años de aquella vez en la que vine por un bolo a trabajar 6 meses“, cuenta casi sorprendido. Felipe Colombo (35) ya lleva más tiempo en Argentina que en su país natal, México, y confiesa estar compuesto del adn cultural de ambos países. “Tengo todo lo melancólico y tanguero del porteño y esa capacidad para combinar la nostalgia, el dolor, lo denso con lo festivo, lo vibrante y lo alegre sin temor a contradicciones“, resume. En plena capital, formó su familia, descubiró mil facetas nuevas de una profesión que lo recibió con los brazos abiertos desde el minuto cero y en su más tierna juventud y desde este suelo, apuesta a mucho más.
Sumergido desde hace un tiempo en interpretaciones teatrales, es parte de Los martes, orquídeas (Centro Cultural 25 de mayo) el clásico que catapultó a Mirtha Legrand a la fama junto a Juan Carlos Thorry. En un portagónico que lo desafía tanto como a Candela Vetrano que tendrá el rol que tuvo la diva, se propone una versión personal de una comedia romántica de los años 40, en donde Elenita Acuña – el protagónico femenino- es una joven triste que cree que nunca conseguirá marido y a cuyo padre se le ocurre inventarle un admirador anónimo, para sacarla de ese estado.

Lee también:
>Peter Lanzani: “Las mujeres me hacen mejor persona”

-¿Qué te atrajo de este nuevo proyecto teatral?
-Hice un clásico costumbrista hace unos años, Así es la vida, en el teatro Cervantes y fue una experiencia bellísima. Me fascina aprender más de la época, ustedes lo tienen más a mano, pero yo para buscar el tono de los actores de entonces y de la comedia romántica llena de equívocos de esos años tengo que investigar bastante y es un trabajo que disfruto y del que aprendo un montón. Buscar el tono, el lenguaje del Buenos Aires de aquella época es como un regalo para mí, que tanto amo este suelo.

-¿Te viniste por un bolo en un programa y armaste tu vida acá?
-Algo así (risas). Vine por la versión mexicana de Chiquititas, cuando terminé me ofrecieron ser parte de la local y una cosa sucedió a la otra. Hasta que bueno, me fui afianzando, estabilizando y acá estoy, cumpliendo 20 años en Argentina.

-¿Cómo combinás el teatro, la radio y el programa Alimento Balanceado?

-Van fantástico de la mano, sobre todo por una cuestión horaria (risas). Ya van tres años de ser parte de Radio Nacional Rock. Me convocó Bobby Flores cuando yo ya tenía ganas de incursionar en ese lenguaje, de ser yo y no actuar, es algo distinto. Estar en contacto con la música y los oyentes desde quién soy, me divierte muchísimo, somos un equipo que fluye y amamos hacer radio y formar parte de todo un concepto además, porque en el dial 93.7 están al aire músicos argentinos como Diego Frenkel, Juanse, Juanchi Baleirón, Los decadentes, es un espacio muy rico.

“Disfruto la fama, no así los vaivenes de este oficio. de todas maneras creo que fui y soy un afortunado”.

-¿Qué pasó con RoCo, tu propia banda de música?
-Con Benjamín Rojas y Willy Lorenzo formamos un grupo que tuvo su auge en el 2013 y nos hacía muy felices, pero por el caudal de proyectos como actores se nos hizo difícil alimentar ese sueño, quizás sea algo para retomar más adelante.

-¿Cómo te llevas con los vaivenes de la fama?
-La fama la disfruto…una cosa son los vaivenes de la fama y otra los de trabajo. Eso no lo disfruto tanto, porque por ahí vos podes seguir siendo muy famoso después de grandes éxitos pero incluso a veces no tenés los trabajos que quisieras. Pero la fama la he disfrutado mucho en las distintas etapas, tanto cuando era furor Rebelde Way, aunque sabía que era un ciclo como en épocas más tranquilas, el público siempre me devolvió la mejor. Y me alegra haber trabajado en productos que trascendieron. Entiendo que la popularidad de tevé es una cosa, de cine, por ejemplo por la película María Arena, es otra, se presentó en festivales, fue filmada acá, pero amo el cine, todo nutre el artista al que me falta mucho, muchísimo por aprender y creo que la gente ve ese esfuerzo en mí, al menos así lo siento. Sé que además, fui y soy un afortunado.

-¿Cuáles son los momentos preferidos de tu día?
-Cuando llego a casa y comparto tiempo con mi mujer (N. de la R.: Cecilia Coronado, una vestuarista sueca criada en argentina que conoció durante la tira Son de Fierro y comparte con él sus días hace una década) y mi hija Aurora. Son mi universo. <

Lee también:
>Eva De Dominici: “Soy celosa y me gusta marcar territorio”

 

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *